domingo, 10 de julio de 2011

No hay futuro...

¿ Cuántas veces de pequeños nos preguntan como nos imaginamos al mundo en el futuro?

Casi siempre decimos que vamos a usar trajes espaciales, tendremos casas en diferentes planetas, o que volveremos al cerillo...

Una cosa que escuchaba mucho era el hecho que decíamos que no existiría comida para nutrirnos, que sólo tomaríamos unas cápsulas donde tenían todo.

Claro de niño piensas que todo es natural, unos cheetos salen naturalmente de un árbol cheetero y van directamente a nuestra casa sin ninguna necesidad de crear tanto proceso... en fin... éramos pequeños, pero al final no estábamos tan mal en nuestra imaginación futuresca.

Pues quiero llegar a que, en mi primer año de Carrera (Nutrición) me topé con un libro que hasta ahora me ha dejado los miedos mas profundos de mi vida.

Se llama "Comer puede ser peligroso" de Erwin Möller... ahí nos dice que hasta el agua nos hace daño, comparte unas historias tan desagradables sobre la comida y lo peor de todo
es del año 1985!!!
Por eso digo que el futuro no existe en la industria alimentaria pues desconocemos aún todo el químico detrás de nuestros alimentos, que bien pueden ser nuestras cápsulas que imaginamos, solo qué por cuestión de cultura, a esta maraña de químicos aún le damos la forma de alimentos naturales.

En fin... tendré que volver a la biblioteca a buscarlo ( si es que esta todavía, no le volví a ver)
Aquí les dejo un cachito del libro.


“Señor, danos hoy el propionato de calcio (conservador), así como el acetato de sodio (inhibidor de hongos), monoglicéridos (emulsificantes), bromato de potasio (agente “madurante”), fosfato monobásico de calcio (acondicionador), cloramine T (blanqueador), alumbre ( de los polvos de hornear), benzoato de sodio (preservativo),hidroxianisol butilado (antioxidante), monoisopropil citrato (agente secuestrante), y nuestras vitaminas sintéticas de cada día, y perdónanos, Señor, por llamarle a esta porquería -PAN-”

J.H.Reed